-Estoy cansada.

-Eso no es novedad.

-Es otra clase de cansancio, no ese que da pereza incluso fatiga. Es un cansancio interno, un cansancio aburrido que se debe a que siempre es lo mismo.

-¿Qué es lo mismo?

-Todo lo que nos rodea. Resulta cansino que para hacer muchas cosas, por pequeñas que sea para poder tomar nuestras propias decisiones nos encontremos con tretas e impedimentos. No sé, creo que la vida es más que una mera burocracia en la que debes hilvanar con cautela tus palabras para que los del alrededor, te dejen tranquila y así lograr tú propósito.

– No estás siendo muy concreta que se diga para poder entenderte mejor… ¿Porqué no haces el favor de explicarte como un libro abierto y no cómo sí estuviera cerrado?

La chica rueda los ojos, a desgana resopla echando aire como sí se fuera a desinflar en esa exhalación.

-Estoy cansada de tener que justificarme, de tener que explicar cada paso, cada decisión que tomo como sí debiera cuentas al alguien. Cualquier cosa es motivo de juicio. No hablo de una situación concreta, me refiero a la vida en general. ¿No estás cansado de estar siempre en el punto de mira? Verás, es que no sé la gente a qué dedica su tiempo libre pero que me lo dediquen a mi es algo que no entiendo. Joder, sí lo quieren tirar que me de un poco pero no sé. Me parece triste que no tengan nada mejor que hacer con su vida que andar cotilleando sobre los demás, listos y preparados para destripar en el momento que vean una veda abierta. De verdad, ¿no te resulta cansino?

-La verdad es que sí pero no me sorprende. Me resulta cansino ver como la gente no evoluciona, no que me lo hagan a mi. Creo que sí dedican sus esfuerzos y energías en eclipsarme o desganarme es porque algo bien estoy haciendo.

-¿Y qué hagas las cosas bien, da el derecho al mundo de tenerte controlado?

-Efectivamente, tal y como está compuesta esta sociedad así es. Debes ser bueno pero no demasiado, debes ser obediente pero no demasiado, debes ser creativo pero sin pasarte… Debes ser muchas cosas pero nunca completamente.

-¿Se supone que debe alegrarme vivir en una sociedad que nos quiere incompletos?

-Psé, eso depende de ti y lo que quieras hacer con tú tiempo.

-No siento que me falte nada, conmigo misma tengo de sobra. Por eso, me aburre tener que lidiar con lastres que sólo pretenden hacer mi vuelo más lento. 

-Depende de ti que cambie la situación, dale un giro de argumentos. Redescubrete, reinventa la situación redefine lo que te rodea y sácale partido.

-Claro que sí, saco mi varita mágica y lo soluciono todo mientras me compro una lechuza on-line para ir a Hogwarts.

-Espero que sí vas allí, al menos me lleves en la maleta. 

La chica hace un mohín con el rostro para luego gruñir.

-Sí fuese a Hogwarts, dejaría todo lo que me une a este mundo de descelebrados muggles.

– Tú, como siempre tan cariñosa…

-Ya sabes, siempre yo.

-No sé, estás en ese punto en el que debes plantearte porqué seguir viviendo. Para los demás o para ti. Viendo tu estado de asqueamiento decídete pronto, antes de que termines de odiar a toda la humanidad por igual.

-Debo decidir sí perder la esperanza en las personas o creer que aún quedan personas que merecen la pena querrás decir…

-Es otra forma de verlo, suerte.

-Ni suerte ni leches fritas, Marshal. Es convivir con el miedo a vivir de los demás, el temor de regir sus propias vidas… Es ser esquivo de los demás, es… caminar sólo a fin de cuentas. No lo digo yo, ya lo dijo Machado:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

-Por lo visto, va a resultar que hasta sabes algo de literatura…

-Sí bueno, hay vida después de Cohelo ¿sabes?

-No sé sí facebook pensará lo mismo.

-Sí, facebook ese lugar plagado de no vividores creyendo que tienen una vida… En fin, voy a pedirme un frapuccino que me indigno.

La chica vuelve a desinflarse resoplando, sin llegar a un punto concreto de como solucionar su cansancio mental, su hastío humano al ver que su alrededor sólo hay conjuras, escaramuzas e intentos de paz, enmascarados en más carbón.

Anuncios

2 comentarios en “Caminante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s