Indiferencia y desarraigo

La indiferencia era un arma tan peligrosa como letal. ¿Porqué? Porque al principio raja, quiebra y mina a la otra, incluso la llega a desgarrar axfisiándola por la falta de atención pero el problema de cuando se abusa, y en general de cualquier abuso, es que la otra persona se acaba inmunizando.

Evidentemente, los resultados no se obtienen de la noche a la mañana pero acaban arraigándose… Aquellos que practican la indiferencia como instrumento de control psicológico se olvidan, que quiénes la sufren acaban desarrollando más habilidades mentales evolucionando a algo mayor que la indiferencia… El desarraigo.

Dolor, rabia, pena, tristeza, cargo de consciencia, inquietud, estrés, ansiedad y en algún momento de la secuenciacion el proceso se invierte; aquello que dolía solo rasguña, lo que cabreaba ahora enoja, la pena se transforma en compasión, la tristeza en falta de optimismo, el cargo de consciencia en no culpa, la inquietud en fortaleza, el estrés en entereza mental y la ansiedad en macabra rebeldía.

La idónea liberación del reo… salvo que este reo por ahora, debe de seguir cumpliendo condena… ¿Pero como hacerlo? ¿Como seguir unas reglas que ya no te afecta pero debes de hacer que si? ¿Como ser tramoyista y actor principal a tiempo completo?

Ella, desde su ventana aún no tenía la respuesta pero si tenía de su lado algo muy poderoso: las ganas de vivir, a su manera. Por eso, fija la vista a aquella cornisa mientras se promete así misma no caer sino seguir en pie, en movimiento continuo inmunizándose. Claro que… quizás cuando echen cuenta de su ausencia, sea demasiado tarde.

Anuncios

2 comentarios en “Indiferencia y desarraigo

  1. Un texto muy bueno, creo que has descrito muy bien los efectos que produce la indiferencia, y cómo con el paso del tiempo y la experiencia se puede convertir en desarraigo. Hay personas que recurren a esa indiferencia, y no sé si conscientemente o inconscientemente, desconocen las consecuencias de sus actos sobre los demás. Pero considero que con dichas actuaciones se muestra la gran cobardía y el miedo a dar la cara, y dialogar sobre ello. Hay personas que toman esa postura, pero creo que no es la más adecuada, ni la correcta porque debajo esconde muchas oscuras y feas formas de ser de esa persona, que sólo se muestran o son visibles cuando actúan de esas maneras. Es sólo mi opinión. Y me gusta cómo terminas, con esas ganas de vivir, a su manera, aunque sea a base de inmunizarse, y de lo mucho que se pierden los demás, cuando ya es demasiado tarde. Todo ello como la vida misma. Gracias por explicarlo tan bien. Un fuerte abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s