Neurona al aparato

Adobe Spark (12)

Un buen día me harté de la humanidad, tenía dos opciones: Hundirme en la mierda con ella o desfogar mi hastío en un mundo paralelo. Ese día la almohada no me aconsejó demasiado bien; porque elegí las palabras como metralla. Elegí escribir a modo de arma transgeneracional, con el objeto de hacer pensar.

Nací rayada y por eso reflexiono. Es patológico, casi lírico el hecho de tener que patalear ya sea de manera clara o con metáfora, bien recreando la enajenación mental, con dos tragos de ironía o simplemente porque me da la gana.

Quizás todo sea más simple, solo escribo porque no puedo con tanta miseria neuronal y con tan poca expectativa emocional, porque estoy borracha de utopías y falta de ver más sentido común. ¿Quién sabe?

Podría indicar que bajo mis teclas, se esconden honorables propósitos pero eso sería ser demasiado grosera, incluso para mí. Con ocasionaros dolores de cabeza, me siento satisfecha.

¡ Ah! En ocasiones recupero la fe en la humanidad, debe ser porque soy enfermera o que mi nombre significa verdad.

¿Qué más da?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s